Escritorios Elevables

Trabajar de pie: ¿cuáles son las ventajas del escritorio elevable?

Trabajar de pie: ¿cuáles son las ventajas del escritorio elevable?

Estás en tu lugar de trabajo, frente a tu computadora, enfrentando una larga jornada de trabajo, las horas pasan, y sientes cómo tu espalda se tensa y tus piernas se adormecen…


¿Te suena familiar? 


Si es así, tal vez sea hora de considerar una solución simple pero efectiva: alternar entre trabajar de pie y trabajar sentado en un escritorio elevable.


El mundo laboral ha evolucionado, y con ello, la forma en que trabajamos. Los escritorios elevables, que te permiten ajustar la altura para trabajar de pie o sentado, se han convertido en una herramienta cada vez más popular en oficinas y hogares. Aquí te presento algunas de las ventajas de incorporar esta práctica en tu rutina diaria.


Mejora tu salud

En primer lugar, trabajar de pie es una excelente manera de combatir los efectos negativos de estar sentado durante largas horas. Estudios científicos han demostrado que permanecer sentado durante períodos prolongados puede aumentar el riesgo de problemas de salud como la obesidad, la diabetes y enfermedades cardiovasculares. Al alternar entre estar de pie y sentado, puedes reducir estos riesgos y mejorar tu salud en general.


Potencia tu energía y concentración

Además de los beneficios para la salud, trabajar de pie también puede aumentar tu nivel de energía y concentración. Cuando te mantienes erguido, la sangre fluye mejor por tu cuerpo, lo que puede ayudar a mantener tu mente alerta y productiva. Muchas personas encuentran que son más creativas y resolutivas cuando trabajan de pie, lo que puede llevar a un aumento en la productividad.


Adapta el entorno a ti

La versatilidad de un escritorio elevable te permite adaptar tu entorno de trabajo a tus necesidades en cualquier momento. Puedes comenzar la mañana sentado mientras revisas tus correos electrónicos y, luego, elevar el escritorio para hacer una videoconferencia o realizar tareas que requieran más actividad física. Esta flexibilidad es especialmente útil si tienes una rutina de trabajo variada.


Alivia tensiones 

Otro beneficio importante es el alivio de la tensión en la espalda y el cuello. Cuando trabajas sentado durante mucho tiempo, es común adoptar una postura encorvada que puede causar molestias y dolor. Trabajar de pie fomenta una postura más erguida, lo que reduce la presión en la columna vertebral y puede prevenir problemas a largo plazo.


Mejora tu comunicación

El uso de un escritorio elevable también puede ser beneficioso para tu vida social en el trabajo. Al estar de pie, te encuentras en una posición más abierta y accesible, lo que facilita la comunicación con tus colegas. En lugar de enviar un correo electrónico o un mensaje de chat, puedes caminar hasta el escritorio de un compañero para discutir ideas o resolver problemas de manera más eficiente.


Siéntete cómodo

La comodidad es clave cuando se trata de ser productivo en el trabajo, y un escritorio elevable puede ayudarte a lograrlo. Puedes ajustar la altura de tu escritorio según tu estatura y preferencia personal, lo que te permite encontrar la posición óptima para trabajar. Ya no tendrás que conformarte con una silla incómoda o una altura de escritorio inadecuada.


En resumen, alternar entre trabajar de pie y trabajar sentado en un escritorio elevable ofrece una serie de ventajas notables. Desde mejorar tu salud hasta aumentar la productividad y la comodidad en el trabajo, esta práctica simple puede marcar una gran diferencia en tu calidad de vida laboral. Si aún no has considerado la posibilidad de incorporar un escritorio elevable en tu entorno de trabajo, podría ser el momento de darle una oportunidad. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

Guillem Hernández

CEO Eleva

Índice de contenidos
Regresar al blog