Novedades

Cómo sentarse con lumbago y evitar el dolor

Cómo sentarse con lumbago y evitar el dolor

Sabemos que las largas jornadas de trabajo sentados pasan factura. Entre los dolores musculares más frecuentes está el lumbago. Si es tu caso, saber cómo sentarse con lumbago es vital para mejorar y recuperar la salud de tu espalda. 


¿Qué es el lumbago?


El lumbago es un dolor de espalda en la columna baja que se manifiesta de distintas formas. Suele ser un dolor muy agudo y empeora si no tienes una buena postura. 


Es importante acudir a un médico y ver cuál es el origen de dicho dolor, puede que se haya desencadenado por un esfuerzo concreto, pero también puede haber sido causado por una por una mala postura que se repita con frecuencia, muy probablemente durante las horas de trabajo. Lo importante es tratarlo para que no se vuelva crónico y cambiar los hábitos necesarios para que no se vuelva a repetir. 


Cómo sentarse con lumbago correctamente


Hay diferentes aspectos a tener en cuenta: 


Elegir bien la silla

Optar por una silla ergonómica puede serte muy útil para tratar tu lumbalgia. Es importante que puedas adaptarla a tus necesidades para estar lo más cómodo posible y mantener una buena postura. 


Estos diseños ergonómicos están creados para adaptarse a la ligera curvatura de la zona baja de la espalda, a la vez que mantienen la columna recta, lo que es vital para tu día a día. 


Mantener una buena posición

Asegúrate de que tu espalda está erguida, respetando la curvatura de tu columna y apoyándote en el respaldo. Evita cruzar las piernas y apoya bien los pies en el suelo. Las rodillas deberán estar en un ángulo cercano al ángulo recto y el cuello debe estar recto, para ello asegúrate de que la altura de tu monitor es la adecuada. 


Realizar dynamic sitting

Teniendo en cuenta los consejos que hemos descrito en el apartado anterior, es importante que te muevas en la silla lo máximo posible. Realizar estiramientos, mover tu cadera hacia los lados, hacia delante y hacia atrás, estirar los brazos, mover tu cuello… Se trata de encontrar posturas que te resulten cómodas, e ir variando entre ellas. 


No abusar de la silla 

No existe ninguna postura que, prolongada en el tiempo, por ejemplo las 8 horas que dura la jornada laboral, sea buena. Por esa razón, es importante no mantener ninguna postura durante mucho tiempo. Levántate de la silla cuando te sea posible, muévete, camina un poco. 


Los hábitos lo son todo


Nuestro cuerpo no está diseñado para estar sentado. La columna vertebral, con sus curvas, está diseñada para mantener el peso de nuestro cuerpo. Por lo tanto, cuando nos sentamos mucho tiempo pierde su función principal, ya que el respaldo de la silla hace que no sea necesaria, esto puede modificar la curvatura normal de la zona lumbar, también puede ser la causa de que se acorten ciertos músculos, como los isquiotibiales o el psoas. 


Mantener unos hábitos de vida activos es la clave para mantener un cuerpo saludable y en forma, ya sea durante la jornada laboral, como en nuestro día a día, caminando más, evitando el ascensor, haciendo ejercicio físico regular o jugando con los más pequeños. 

Written by Eleva Desk
Regresar al blog